LA PLAYA DE CANYAMEL

Aguas transparentes, arena fina y blanca

La playa de Canyamel, de arena fina y suave, es un arenal tranquilo que ha crecido junto a la desembocadura del Torrent de Canyamel, hábitat de aves marinas y patos. Es de longitud media y muy cómoda gracias a su anchura. Está bañada por aguas limpias y transparentes y cuenta con suficiente profundidad para el fondeo de embarcaciones.

La playa de Canyamel sorprende por sus aguas cristalinas y por su tranquilidad

Características generales

  • Longitud: 290 m2
  • Anchura media: 80 m2
  • Composición: Arena
  • Color de la arena: blanco
  • Grano de la arena: fino
  • Condiciones de baño: oleaje moderado
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta la siguiente política de privacidad. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.